INCUBACIÓN DE HUEVOS

INCUBACIÓN DE HUEVOS

Nuevo: Identificador de huevos

Los Fásmidos, generalmente tienen tres formas de poner los huevos:

  • Expulsándolos al suelo, siendo la mejor manera de retirarlos si tenemos puesta una servilleta, ya que es solo separar los huevos de los excrementos.
  • Enterrándolos, que se pueden dejar en el cacharro donde los hayan puesto hasta que eclosionen, teniéndole que humedecer el sustrato, cuando este esté muy seco. También se pueden sacar, echando el sustrato en un papel y separando los huevos de este, para su posterior incubación.
  • Pegándolos en la pared del terrario, ramas, hojas... . Lo más aconsejable es dejarlos pegados, ya que se podrían estropear o romper al quitarlos de donde estén pegados. Se pueden quitar con mucho cuidado e incubarlos tu mismo también.

Incubarlos tu mismo en una 'incubadora' tiene sus ventajas, ya que podremos tener un mayor control de nacimientos y de orden de estos, evitando que nazcan todos en el terrario y haya una posible superpoblación. También podemos controlar que estos no les falte humedad y que estén sanos (Ya que un problema que tienen los huevos es que les pueden salir moho en un exceso de humedad, o ácaros).

Esta incubadora la podemos hacer de distintas formas, la más fácil, común y indicado para especies que expulsan y pegan sus huevos (aunque puede servir para todas las especies) es la siguiente:

  Forma 1.-

Necesitamos
  • Tupper o bote, a ser posible de plástico transparente, para tener mayor control de los huevos por si naciera algún insecto.
  • Bayeta, o servilleta para el fondo.
  • Tapón de botella
  • Algodón húmedo
Montaje

Para formarla, cogemos el tupper y le abrimos algunos pequeños agujeros para que este esté algo aireado y haya oxígeno dentro. Luego lo abrimos y le ponemos en el fondo la bayeta ocupando todo el espacio de suelo. Encima  le ponemos el tapón con el algodón húmedo dentro de este. Alrededor le podemos echar los huevos. Hay que tener en cuenta que el tapón lo ponemos para que haya humedad en el ambiente pero que los huevos no lo rocen ya que les podría entrar moho.

Si vives en algún lugar frío, hay que ponerle una manta térmica para una mejor tasa de eclosión, ya que si hace mucho frío no nacen. Para ello es mejor poner el tupper de cristal por si se pudiera quemar el plástico. La manta tiene que estar cerca pero no debajo para que los huevos no se pasen de calor y mueran los embriones.

Una vez tengamos los huevos ya puestos en incubación hay que mirarlos siempre que podamos para humedecer el algodón cuando se seque, y mirar posibles nacimientos para ponerlos en su nuevo terrario.







 FORMA 2.-


Otra de las formas, y con la que más éxito de cría he tenido hasta ahora, es la siguiente, con la que podremos incubar todo tipo de huevos de fásmidos.

Materiales y montaje
  • Sustrato, siendo el más indicado la vermiculita.
  • Tupper
  • Tapón de botella
  • Algodón
Para montarla, cogemos el Tupper y le ponemos una capa de 1 dedo de vermiculita húmeda (No encharcada). Encima de esta pondremos los tapones recubiertos como anteriormente hicimos con algodón. En este caso haremos lo contrario, encima del algodón (¡No está humedecido!)  pondremos los huevos a incubar.
Para controlar la humedad podemos abrir más o menos agujeros en el tupper (Con esta forma hay que tener cuidado con la humedad, ya que si nos pasamos, le podría entrar moho a los huevos). Si hay alguna especie que necesita una alta humedad (Como los Epidares nolimentagere), podremos poner los huevos directamente en la vermiculita.